Notícia de prensa Especialistas afirman que los medicamentos biológicos “son el futuro” de la lucha contra la psoriasi

Admin

Administrator
Miembro del Equipo
Los fármacos de ese origen prometen llegar a la curación de esta enfermedad, además de mejorar notablemente la calidad de vida de quienes padecen el mal. Además, ayuda la detección temprana. Se estima que cerca de 800 mil argentinos sufren de esta enfermedad inflamatoria.

La semana pasada, en el marco del día mundial conmemorado el 29 de octubre, especialistas argentinos analizaron la realidad de la enfermedad, que según datos internacionales afecta al 3 por ciento de la población. En el país, unas 800 mil personas están afectadas por este mal, que por los avances de la ciencia es cada vez más controlable. En este contexto, especialistas afirmaron que los medicamentos biológicos “son el futuro” del tratamiento de este mal.

Los avances en materia farmacológica hacen que la psoriasis tenga un horizonte muy prometedor a futuro, en especial en lo que tiene que ver con los tratamientos biológicos. En este sentido, Jorge Laffargue, médico dermatólogo y coordinador de la 15° Campaña Nacional de Psoriasis explicó que estos fármacos “son terapéuticas muy modernas, como ‘misiles’ que atacan las moléculas inflamatorias que provocan las diferentes alteraciones en la psoriasis”.

Por tratarse de un tratamiento novedoso, es posible que tenga un costo elevado pero, de acuerdo al experto, en pocos años más será una terapia mucho más difundida que reducirá en gran medida la morbilidad que trae la psoriasis aparejada. "Esto se debe a que el tratamiento con fármacos biológicos reduce notablemente todas las otras asociaciones como las alteraciones displipémicas como la hipercolesterolemia entre otras", agregó.

En nuestro país estos blancos moleculares o medicamentos biológicos están disponibles desde hace unos 8 años para esta enfermedad. "Se trata de los denominados biológicos puros o biológicos humanos que hasta hace unos años atrás no existían moléculas que se pudieran usar en pediatría. En la actualidad tenemos disponibles dos biológicos más un tercero en camino a su aprobación que pueden utilizarse desde temprana edad”, sostuvo el especialista.

La psoriasis es una enfermedad crónica, inflamatoria y sistémica que tiene su principal manifestación en la piel aunque también puede manifestarse en las mucosas, las uñas y las articulaciones. Las lesiones en la piel son rojas, cubiertas de escamas blanquecinas que se desprenden fácilmente y pueden sangrar o doler. Por este motivo, tanto el diagnóstico como su seguimiento está a cargo del médico dermatólogo que es el "médico de cabecera" del paciente con esta patología.

Se la considera una enfermedad sistémica porque va más allá del compromiso cutáneo porque puede tener muchas asociaciones con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, la ateroesclerosis, el infarto agudo de miocardio o patologías metabólicas como la diabetes, la obesidad y la hipercolesterolemia entre otras. Además, entre un 10 y un 30 por ciento de los casos puede devenir en una artritis psoriásica.

Esta patología no tiene una edad de inicio, puede manifestarse desde el nacimiento o bien, demorarse hasta la adultez e incluso comenzar en la tercera edad. Sin embargo "muchas veces se puede observar que ese principio de la enfermedad empezó con una artritis y después hizo la lesión cutánea o empezó con una diabetes o tuvo una manifestación cardiovascular y después hizo la psoriasis, por ejemplo. La realidad es que se está hablando de que, sea previo o posterior, todo conforma el contexto de esta enfermedad", detalló Laffargue.

Además, los especialistas aseguran que es importante saber que el hijo nacido de padres con psoriasis presenta un 40 por ciento de probabilidad de desarrollarla. Si solo el padre o la madre padece la enfermedad, el riesgo disminuye a un 10 por ciento de cursarla en algún momento de su vida, mientras que la población en general, presenta entre un 2 a 4 por ciento.

Ahora bien, "la detección temprana no es como, por ejemplo, sucede en el cáncer de mama donde la mamografía permite diagnosticar muy precozmente el desarrollo cancerígeno para, así anticipar el tratamiento", señaló el experto. "Lo fundamental para no perder tiempo es que ante una mancha de color rojo se concurra al médico".

Fuente: miradaprofesional.com
 
Subir