This site is owned and third-party cookies.
If you continue with us, we understand that you accept our use of cookies.

Cuando la psoriasis se vuelve artritis.

Admin

Administrator
Miembro del Equipo
Pego esta notícia extraida de diarioinformacion.




La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel de base inmunológica que produce, en su forma más habitual, lesiones en forma de placas eritematosas y descamativas. Según recientes estimaciones, entre un 30% y un 40% de quienes padecen psoriasis desarrollan inflamación en las articulaciones.


Según explica a Infosalus el doctor Rubén Queiro, reumatólogo del Hospital Universitario Central de Asturias en Oviedo, la artritis es una manifestación más de lo que se denomina enfermedad psoriásica. Con este término se abarca la manifestación más frecuente que es la psoriasis cutánea, pero también el cuadro articular o artritis que se desarrolla con el paso de los años en muchos pacientes, así como la comorbilidad cardiovascular que puede llegar a reducir la esperanza de vida de estos pacientes.


En cuanto a sus diferencias con otras clases de artritis crónicas, considerando como la más paradigmática la artritis reumatoide, que es una poliartritis simétrica aditiva con predilección por manos y pies, la artritis psoriásica es una artritis de expresión muy variable.


La afectación en las articulaciones que ocasiona la enfermedad psoriásica puede emplazarse en una o varias localizaciones a la vez, ocasionar la hinchazón de un dedo (dactilitis) o alcanzar a las articulaciones interfalángicas distales de manos y pies, y en ocasiones llegar a tener un carácter destructivo y mutilante.


Se reconocen dos tipos de psoriasis según su aparición en una u otra etapa de la vida. La psoriasis de tipo I aparece pronto, en la segunda o tercera década de la vida y tiene una importante carga hereditaria asociada al gen HLA-Cw6. En promedio, unos diez años tras su aparición es cuando aparece también la artritis, hacia los 35-45 años. En la psoriasis tipo II, la enfermedad cutánea se presenta después de los 40-45 años y la artritis también es en consecuencia más tardía.


El doctor Queiro, responsable de grupos de trabajo y publicaciones de la Junta directiva de la Sociedad Española de Reumatología (SER), apunta que los datos epidemiológicos sobre la psoriasis y la artritis psoriásica no establecen diferencias entre los géneros, aunque en los últimos años parece crecer en incidencia y prevalencia entre el genero masculino, en el que parece algo más común una forma de artritis psoriásica similar a la espondilitis anquilosante y que afecta por tanto a las articulaciones sacroilíacas, y otras áreas del esqueleto axial.


También entre los datos epidemiológicos se observan algunas características de la enfermedad cutánea que se asocian en cierta medida con la aparición de la artritis psoriásica como que quienes padecen psoriasis en las uñas, el cuero cabelludo o los pliegues inguinales o interglúteos, tienen más riesgo de artritis, igual que cuando existen más de tres áreas del cuerpo afectadas por las lesiones cutáneas.


Sin embargo, que existan pocas lesiones en la piel no parece que tenga relación con la severidad o con el propio desarrollo de la artritis psoriásica.


Estilo de vida, prevención y artritis psoriásica


Ante la posibilidad de que la práctica del deporte u otras formas de sobrecarga articular puedan estar en el origen de ciertas formas de artritis psoriásica (parece que un 15% de los casos de artritis psoriásica que se presentan por primera vez lo hace como consecuencia de un traumatismo más o menos directo a las articulaciones), el doctor señala que un estilo de vida sana más la práctica del deporte supera en beneficios los posibles riesgos de sufrir pequeños traumatismos al correr o sobrecargar las articulaciones.


"Esto no quiere decir que el mensaje sea no practicar deporte ya que la obesidad es un factor de riesgo de la artritis psoriásica junto con el tabaquismo, otro de los factores de riesgo que aumentan el riesgo de desarrollarla", señala el especialista.


La variabilidad en la expresión de la artritis psoriásica lleva a que su evolución dependa, entre otras cosas, de cómo se presente, así si la enfermedad afecta a una sola articulación, seguramente el tratamiento será exitoso y no complejo.


No obstante, cuando se afectan varias articulaciones en muchos casos se precisará del uso crónico de los llamados fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME), bien sean los clásicos como el metotrexato y/o los más modernos fármacos biológicos. En todo caso, hay que resaltar que la necesidad de tratamientos prolongados, no significa de por vida pero sí la asistencia durante ese tiempo por un reumatólogo con experiencia en esta patología


Aunque el origen de la enfermedad psoriásica es poligenético, en los últimos años se ha resaltado la importancia de dos grandes marcadores genéticos de la enfermedad: HLA-Cw6 (afectación cutánea) y HLA-B27 (marcador del riesgo de artritis).
 

oaxte

Nuevo en la web
Gracias por la información! Siempre está bien enterarnos de los últimos estudios del tema...
 

Martia

Nuevo en la web
Hola yo ahora estoy con Lefluartil, después de haber probado con metotrexato, y antiinflamatorios como arcoxia, el problema de los antiinflamatorios es que me empezaron a subir la tensión, ahora llevo dos meses con un brote , siempre me habia molestado el pie izquierdo, pero esta vez me ha dolido mucho la columna sacra-iliaca, hasta el punto de despertarme en la cama. Cuanto puede durar un brotes? Un fuerte abrazo y cuidarse todos.
 

Rufina

Nuevo en la web
    • :)Hola gracias por la información después de tomar inflamatorios ahora estoy con otezla pero como quiera me duele todo pero con tu información entiendo que es grave por qué me duelen los pies las manos las rodillas y el cuello y es más fuerte cuando descanso y por las mañas :(
 

Maríasr

Nuevo en la web
Hola ,Gracias por la información,yo no puedo tomar antiinflamatorios,estoy con un tratamiento biológico inyectable.Cada día me cuesta más levantarme ya q me duelen las manos,los pies y las rodillas.
 
Subir